Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens

La empresa Normadat ha podido cometer graves irregularidades en su protocolo de digitalización y custodia de un manuscrito de Rafael Cansinos Assens. La Fundación-Archivo Rafael Cansinos Assens, que había obtenido subvenciones del Ayuntamiento de Sevilla y del Ministerio de Cultura para digitalizar su valioso archivo, seleccionó, tras un exhaustivo estudio preliminar, a la empresa  Normadat Sociedad Anónima, especializada en digitalización y custodia de archivos,  en para ejecutar estos trabajos. Previamente se habían visitado sus instalaciones, analizado sus medios de digitalización y gestión documental, y, lo más importante, su sistema de conservación para unos materiales tan delicados como son manuscritos del primer tercio del siglo XX.

Tras un período de trabajo en el que todo funcionó con normalidad, súbitamente, en los últimos días del mes de marzo de 2012, desapareció un manuscrito en una sala de digitalización industrial de las instalaciones de Normadat SA en San Sebastián de los Reyes (Madrid). La dirección de Normadat S.A. decidió, sin conocimiento de la Fundación, realizar la digitalización en un espacio donde trabajaban más de 30 personas, incumpliendo así todos los protocolos de seguridad y de sentido común. El despacho Écija Abogados, que se ocupa de los intereses de la Fundación, ya se ha personado en el Juzgado 1 de Albendas para seguir procedimiento penal contra la empresa y sus responsables.

Esta web se ha creado para dar la máxima difusión a la sustracción y dificultar la transmisión del manuscrito desaparecido.
Aquí encontrará toda la información relativa a la desaparición, contenido del manuscrito, incidencias, etc.

Si usted tiene conocimiento de algún manuscrito de Rafael Cansinos Assens cuyo origen sospecha que no es legítimo, le rogamos que contacte con la Fundación.